REALIA LOGO

Ha estallado la guerra mundial de los contenidos

Instituto Universitario para la Cultura y las Artes

Ha estallado la guerra mundial de los contenidos

19 junio, 2018 Sin categoría 0

Ha estallado la guerra mundial de los contenidos. Es una batalla que se libra para controlar los gustos, necesidades y aspiraciones de todos, a través de medios como internet, música, libros, cine, incluso en Netflix, los talk shows, y hasta las experiencias estéticas en los grandes museos globlales.

Los países poderosos sostienen una lucha encarnizada por conquistar nuevos mercados y los países emergentes pierden competitividad es ahí donde surgió este nuevo fenómeno: LA REPROCULTURA, como un sistema que propone que todo consumo cultural está determinado por una estrategia de comunicación que articula tecnologías y diseño de contenidos. (1). La cultura global está determinada por una busqueda incesante de mercados masivos.

¿Ante ello qué está pasando y qué pasará con las culturas locales y sus producciones?

Ante este inconmensurable fenómeno de masas los gestores culturales de nueva generación se están enfrentando ya a una nueva dinámica cultural caracterizada por una cultura clónica o de flujo[1]. Un ámbito donde observamos la repetición incesante y casi ritualizada de consumos restringidos a un abanico limitado de fórmulas probadas en servicios, productos, medios, experiencias creativas, artísticas y/o culturales en el que las modas globales parecieran que están planificadas como estrategias de ofertas que ponen a circular en todo el planeta los marcatenientes de los países dominantes en regiones como Asia, India, Norteamérica, Europa, Sudamérica o Medio Oriente a través del control de las imágenes y de los sueños de la mayor cantidad posible de habitantes.

En este contexto, es urgente actualizar y reforzar al gestor cultural que se ha venido conceptualizando desde hace algunas décadas como un mediador entre la creación, la participación y el consumo cultural. Cada vez será más difícil cumplir la misión de todo gestor cultural como un profesional capaz de articular la creación artística y/o cultural con su inserción en una estrategia social, territorial y de mercado; dado que este nuevo fenómeno de la homologación global de los gustos, consumos y sus demandas replantea nuevas funciones, capacidades, aptitudes, destrezas, formaciones y competencias para poder operar de acuerdo en clave de mercados, consumos y demandas de la ciudad al mundo.

En este curso titulado “REPROCULTURA”, analizamos la manera en que esto ha polarizado el mercado y está disminuyendo la competitividad de los productos minoritarios de bajo coste, que son lanzados por las pequeñas y medianas empresas, la impotencia del territorio local para distribuir sus productos o creaciones en circuitos nacionales e internacionales generando que en muchas ocasiones haya producciones que no alcancen siquiera a llegar al mercado.

Se explica este y otros fenómenos, desde los procesos de concentración e internacionalización de bienes, servicios y contenidos, generados por muchos países -o incluso ciudades- a partir del desarrollo de la tecnología (el “soft power”).

También explicaremos ese renovado taylorismo cultural estructurado mediante eficientes técnicas de producción, con un poderoso sistema de lanzamiento y distribución, la omnipresencia del múltiple “efecto catálogo” que hizo transitar al consumidor cultural del consumo unívoro al consumo omnívoro, como señala Lypovetsky. Un modelo practicado por todas las industrias culturales, debido a que los éxitos son económicamente capaces de compensar los fracasos; y la predilección de los productos de masas a los minoritarios, los estandarizados a los innovadores, los de venta rápida a los de larga vida comercial. Al analizar este fenómeno entenderemos la diferenciación y la nueva división del trabajo generada en las primeras industrias culturales, así como la evolución de su estructura empresarial, inmersa ya en el denominado taylorismo digital, donde ya ha dejado de vender lo que se producía, para producir solo lo que se vende[2].

El propósito de este curso es entender la manera en que esta nueva economía del mindware viene generando una suerte de viveros de creación, como señala Bustamante, en los que la renovación permanente se convierte en un elemento básico de la supervivencia económica, e incluso de los procesos identitarios.

Este curso te invita a una reflexión en torno a la MacDonalización o Disneyzación de la cultura; pero también a la facultad rectora que tienen los poderes públicos del estado para controlar las causas y consecuencias de estas pérdidas de los valores tradicionales de la cultura y las artes; también sobre la actividad económica del mercado en la prestación de bienes y servicios culturales que llegan al ciudadano, sobre todo en las medidas para no destruir la competitividad local, regional o nacional de los creadores, emprendimientos, empresas, industrias y clústeres creativos o culturales. Hasta llegar a un análisis de los usuarios, consumidores, prosumidores y mercados en sus lógicas.

Inscríbete a este único curso en México y descubre, descifra cómo se está desarrollando la nueva industria cultural creativa, cómo se produce, se gestiona, se distribuye, se vende y hace su difusión y promoción en clave de los algoritmos digitales, esos que nos han instalado hoy en un modelo en el que pasamos de poseer bienes y servicios a suscribirnos para sólo tener acceso a contenidos virtuales.