REALIA LOGO

Inauguró Marisa Boullosa su exposición de denuncia estética

Instituto Universitario para la Cultura y las Artes

Inauguró Marisa Boullosa su exposición de denuncia estética

3 septiembre, 2018 Sin categoría 0

Nada – Nadie

¿Cómo crear una exposición que denuncie la problemática de la violencia y la desaparición forzada de las mujeres en Veracruz?

Durante los últimos años, Marisa Boullosa ha emprendido esta tarea y ha producido, a través de sus esculturas en tela, instalaciones, fotografías, grabados y montajes, una serie de meditaciones acerca las desapariciones forzadas y violencia que sufren las mujeres, principalmente jóvenes, en el Estado de Veracruz. Se trata de una exposición de denuncia estética, como respuesta a la experiencia de vivir en un país y un estado sujetos al crimen indiscriminado y en especial a la violencia de género. El proyecto Nada – Nadie, se basa en el convencimiento de que, para articular una conciencia ética, el arte debe dirigirse a la consciencia social. Buscando el conocimiento inmediato que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y de su entorno.

Desde su estancia en Xalapa, Marisa Boullosa comenzó a utilizar objetos recobrados, vestidos y zapatos como metáforas del cuerpo humano. Señalando la función original de los objetos y la ausencia de la persona. El cuerpo como soporte está ausente y la brutalidad de la acción señala una ruptura del orden social. Los objetos se convierten en el lugar de la experiencia, de las desapariciones y la muerte, así como en sus mudos testigos.

En las obras presentadas en esta exposición, la artista centró su interés en el proceso de manipulación de los objetos, como manera de indicar la imposibilidad del olvido. Creando una serie de obras en las que usa objetos con un carácter documental y estético, son imágenes de una realidad vulnerable.

Cada vez con mayor frecuencia, Marisa Boullosa entra en contacto directo con familias y amigos que han experimentado en forma directa la pérdida de un ser querido; como consecuencia de ello, comienza a utilizar en su obra objetos mundanos, comunes y elementos tomados del ámbito doméstico. En su trabajo hay una clara referencia a la nostalgia, a la memoria, al abandono, a la muerte. Nada – Nadie transforma el espacio expositivo en un lugar de memoria y de luto. Análogamente, la artista sugiere un proceso de lenta sofocación.

Recordar es volver a pasar por el corazón. Lo autorreferencial está presente también en su trabajo, una especie de autobiografía, que nace del deseo de conformar una identidad, como parte de su propio laberinto. La gestión de su obra surge también de verse internamente.

La cita es este jueves 06 de septiembre a las 19:00 h. en REALIA.